El valor del esfuerzo

A veces los resultados no van a la par del esfuerzo, lo digo porque el otro día estuvimos cocinando y sirviendo , como restaurante invitado, en las VIII jornadas gastronómicas de el Corte Ingles, y la verdad y desde un punto puramente profesional reconozco que los platos que llegaban a los comensales los hubiéramos podido mejorar (presentación, texturas…etc) a pesar de estar fabulosamente ejecutados por mi hermana Vicenta y el resto del equipo. Pues yo guardo en mi memoria el “plato perfecto”, que intento servir día a día en nuestro restaurante, creando para cada uno una presentación , un entorno, una intención de cara al comensal…

Entonces vale la pena este esfuerzo, ¿por qué no quedarse en un entorno controlado, en donde haces lo mismo de siempre?….Yo creo que si vale la pena el esfuerzo,  porque a mi , me permitió crecer y a la par ser más humilde. Ya que ne di cuenta de que algo que en un principio me parecía difícil, gracias al trabajo de los compañeros (del propio restaurante y del personal del restaurante del Corte Ingles) va tomando forma , y llega a buen fin.

El esfuerzo y apreciar el mismo en los otros hace que te encuentres tranquilo, vacío y así puedes aprender de cada uno de ellos, para poder mejorar en mi día a día.

Así que agradecido a todos los que trabajamos juntos y a los comensales, que ,creo yo que también valoraron ese esfuerzo y seguramente son más indulgentes en el resultado que yo mismo.

 

Si os apetece  ver el final y la paz que conseguimos tras el “pase”, haced link al siguiente enlace que os llevara al post :
http://restaurantcalangeles.com/?p=263

Bueno pues eso, entrenándome en la vida como en el Aikido en el ARTE DE LA PAZ.

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Esta entrada fue publicada en Cocina, Eventos, Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *